CDMX a 14 de junio, 2024.-  Xóchitl Gálvez, quien compitió en las recientes elecciones presidenciales mexicanas, ha presentado una impugnación contundente ante el Instituto Nacional Electoral (INE). Su objetivo no es invalidar los resultados que favorecieron a Claudia Sheinbaum, de Morena, sino señalar y buscar sanciones por lo que ella describe como una intervención indebida del presidente Andrés Manuel López Obrador.

 

En su comunicado oficial, Gálvez enfatizó que no busca la anulación del proceso electoral, sino una sanción ejemplar para López Obrador, a quien acusa de aprovechar recursos públicos y su posición para influir en la campaña de Sheinbaum. La ex candidata presidencial subrayó que el Tribunal Electoral del Poder Judicial de la Federación (TEPJF) debe investigar a fondo estas acusaciones, haciendo referencia a múltiples incidentes durante la campaña que, según ella, desvirtuaron la equidad del proceso.

 

Gálvez, conocida por su trayectoria en el PAN-PRI-PRD, ha sido clara en sus argumentos, haciendo un llamado a la justicia electoral para que no pase por alto lo que describe como más de 50 «tarjetas amarillas» emitidas hacia el presidente. En sus propias palabras: «En un partido de fútbol con dos tarjetas amarillas te expulsan y aquí no. El Tribunal no puede dejarlo pasar».

 

Este movimiento legal, presentado bajo el Juicio para la Protección de los Derechos Político-Electorales del Ciudadano, busca influir en la calificación final de la elección presidencial, resaltando presuntas violaciones constitucionales que, según Gálvez, han marcado un precedente preocupante en la democracia mexicana.

 

por admin

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *