En una sorprendente revelación, un turista curioso descubrió que el agua de la cascada más alta de China, la cascada de Yuntai, no brota de fuentes naturales, sino que es canalizada a través de una tubería oculta. Miles de visitantes, tanto locales como extranjeros, quedaron desconcertados al enterarse de que esta impresionante caída de agua, que se precipita desde unos 300 metros de altura, no es completamente natural.

 

El Ministerio de Cultura y Turismo de China califica a la cascada de Yuntai como una atracción de paisaje natural de alta calidad. Sin embargo, un video publicado en redes sociales muestra cómo el agua de la cascada es dirigida mediante tuberías ocultas en las rocas. Ante la evidencia, los administradores de los parques escénicos en la provincia de Henan, donde se encuentra la montaña Yuntai, tuvieron que admitir que la cascada más alta de China ha sido asistida por tuberías debido a la escasez de precipitaciones.

 

Los operadores explicaron que la implementación de esta medida buscaba «mejorar la experiencia de los visitantes» y asegurar que «el viaje mereciera la pena» para aquellos «que han recorrido largas distancias». Sin embargo, esta revelación ha generado críticas entre los usuarios de redes sociales, quienes han destacado la falta de refinamiento en la instalación de las tuberías y han expresado su descontento, señalando que este enfoque no respeta las leyes de la naturaleza ni la experiencia auténtica de los visitantes.

 

A pesar de las controversias, las autoridades del parque han prometido que para el próximo verano, la cascada será restaurada a su estado natural más impresionante, un desafío similar al que enfrentó el torrente de Huangguoshu en condiciones de sequía.

por admin

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *