Argentina sufrió por momentos, pero logró comenzar con el pie derecho su participación en la Copa América 2024 tras vencer 2-0 a Canadá, ayer en el juego inaugural de la edición 48 del torneo de selecciones más antiguo del mundo, el cual se lleva a cabo en Estados Unidos.

Después de una breve y muy colorida ceremonia de apertura en el Mercedes-Benz Stadium, en Atlanta, la cual fue amenizada por el cantante colombiano Feid, ambos equipos saltaron a la cancha con mucha intensidad; no obstante, el combinado sudamericano fue el que dominó la posesión del balón desde el arranque del partido.

Un remate cruzado de Marcos Acuña y un disparo lejano de Leandro Paredes en los primeros minutos hicieron que los miles de aficionados albicelestes se levantaran de sus asientos, aunque ninguno logró invadir el arco protegido por Maxime Crépeau.

Esas primeras llegadas de peligro le brindaron mayor confianza a Argentina, cuya estrella Lionel Messi no tardó en hacerse presente en el ataque, al igual que Ángel di María. Ambos amagaron con sendos disparos, pero tampoco tuvieron éxito.

La selección canadiense no se dejó intimidar por el actual campeón del mundo y le plantó cara con remates de Stephen Eustaquio, Alphonso Davies y Liam Millar; sin embargo, el guardameta Emiliano Dibu Martínez fue capaz de mantener intacta su portería.

Ante la oportuna reacción del equipo de la Concacaf, Argentina lució desconcertada y fue errática en sus jugadas, por lo que se le dificultaba llegar al arco contrario.

En la recta final del primer tiempo, ante la disminución del poder ofensivo de los argentinos, Canadá tuvo una oportunidad inmejorable para abrir el marcador que no logró aprovechar. Al minuto 42, Eustaquio remató de cabeza desde el centro del área tras una asistencia de Cyle Larin, pero Dibu alcanzó a detener el balón.

La Albiceleste respondió con un zurdazo de Messi desde fuera del área, el cual se fue demasiado alto, y con un remate de Julián Álvarez que pasó por un costado.

En la segunda parte, los dirigidos por Lionel Scaloni salieron decididos a ganar el encuentro para empezar de buena manera la defensa del título que ganaron en la edición de 2021 del certamen de la Conmebol, por lo que no tardaron en abrir el marcador.

Al minuto 49, tras una asistencia de Alexis Mac Allister, Álvarez remató con la derecha a quemarropa para vencer al arquero canadiense y poner la pizarra 1-0 en favor de los sudamericanos.

La anotación, que desató la euforia en las tribunas, animó a los albicelestes, que a partir de ese momento no dejaron de amenazar el arco canadiense, cuyo ímpetu se fue desvaneciendo poco a poco.

Messi generó una oportunidad clara de gol al 64. Tras ganar un mano a mano con el portero contrario, remató directo al arco, pero su disparo fue desviado por un defensa.

A falta de 15 minutos para el término del encuentro, Scaloni decidió mandar a la cancha a Lautaro Martínez y Nicolás Otamendi en sustitución de Álvarez y Paredes, respectivamente.

Los cambios fueron efectivos, pues tras una asistencia de Messi, Martínez consiguió la segunda anotación de Argentina al 88, cuando soltó un derechazo desde el centro del área para firmar el 2-0.

Las alarmas se encendieron en la banca de la Albiceleste en el tiempo de compensación, luego de que Messi recibió una falta que lo hizo tumbarse en el césped; sin embargo, se levantó a los pocos segundos para después festejar el triunfo de su equipo.

Messi rompe récord

Tras participar en este encuentro, Leo se convirtió en el futbolista con más partidos disputados en la historia de la Copa América al alcanzar la cifra de 35.

El jugador del Inter de Miami estaba empatado en ese rubro con el guardameta chileno Sergio Livingstone (34 partidos) desde la final de la Copa América de Brasil 2021, donde la Albiceleste se proclamó campeona al vencer a la Canarinha alcanzando su decimoquinto trofeo, el mismo número que Uruguay detenta desde Argentina 2011.

por admin

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *