En un llamado urgente, la Oficina en México del Alto Comisionado de las Naciones Unidas para los Derechos Humanos (ONU-DH) exhortó a la futura presidenta, Claudia Sheinbaum, y a las autoridades electas a nivel federal y estatal, a priorizar la mejora de las condiciones en las cárceles del país.

El comunicado, emitido en conmemoración del Día Internacional de Nelson Mandela, destacó el compromiso previamente expresado por Sheinbaum de implementar un Plan integral para el Fortalecimiento del Sistema Penitenciario durante su campaña electoral. Sin embargo, la ONU-DH subrayó la necesidad de que estas promesas se traduzcan en acciones concretas y efectivas para garantizar condiciones dignas de detención.

Entre los desafíos identificados por la ONU-DH en el sistema penitenciario mexicano se encuentran las condiciones inadecuadas de detención, el hacinamiento y los problemas de autogobierno y corrupción. Se hizo especial hincapié en la preocupante situación de las mujeres privadas de la libertad, destacando informes de la Comisión Nacional de Derechos Humanos y el Instituto Federal de Defensoría Pública que evidencian la falta de respeto a sus derechos en instituciones como la prisión federal para mujeres en Morelos, donde se han registrado casos alarmantes de fallecimientos.

Además, la ONU-DH señaló que las personas privadas de libertad, en su mayoría en situación de pobreza y marginación, enfrentan una vulnerabilidad extrema debido a las difíciles condiciones de detención.

A pesar de estos desafíos, la organización destacó la disposición de México hacia la cooperación internacional en materia penitenciaria, la cual ha sido fundamental para avanzar en la protección de los derechos humanos de la población carcelaria.

El comunicado también celebró que el Estado mexicano haya aceptado recientemente las recomendaciones del cuarto ciclo del Examen Periódico Universal ante el Consejo de Derechos Humanos de la ONU, lo cual refleja un compromiso hacia la mejora continua en este ámbito.

Finalmente, la ONU-DH anunció que en septiembre próximo el Grupo de Trabajo de Naciones Unidas sobre la Detención Arbitraria presentará su informe de misión en México, mientras que el Subcomité para la Prevención de la Tortura tiene programada una visita al país en el primer semestre de 2025. Estos eventos marcarán importantes oportunidades para evaluar y mejorar las condiciones penitenciarias en México.

Con el inicio del mandato de Claudia Sheinbaum como la primera mujer presidenta del país a partir del 1 de octubre, la ONU-DH expresó su compromiso continuo de brindar asistencia y cooperación técnica para avanzar hacia un sistema penitenciario más justo y respetuoso de los derechos humanos.

por admin

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *